11 julio 2016 · Marketing

Eno-gastroturismo, una opotunidad de negocio

Eno-gastroturismo, una opotunidad de negocio

El pasado Jueves 7 de Julio Proava, la Asociación sin ánimo de lucro que aglutina más de 200 entidades del sector agroalimentario, bodegas, cooperativas, empresas de gastronomía tradicional, asociaciones y Denominaciones de Origen de la Comunidad Valenciana, nos invitó a ofrecer una charla sobre Enoturismo y gastronomía.

El objetivo de esta sesión era ofrecer a los empresarios y productores agroalimentarios una visión sobre las ventajas que puede tener el aprovechamiento del turismo como complemento de su actividad principal.

Bajo el título "Eno-gastroturismo, una oportunidad de negocio" el Director de CastroConsulting, Juan Castro, fue desgranando las claves de la implantación del turismo en una empresa agroalimentaria.

La primera parte de la jornada se dedicó a ofrecer los principales datos y cifras del turismo en España y en la Comunidad Valenciana, en donde este sector implica más del 10% del PIB en ambos casos. Por lo tanto, se trata de un sector de gran importancia económica y que ofrece una gran cantidad de oportunidades a aprovechar.

Junto a sus datos y cifras, Castro comentó las principales características del turismo actual, las cuales se deben conocer para adecuar los productos y servicios a ofrecer: la desintermediación, la fragmentación de las vacaciones, la maduración de la demanda, el entorno mobile y el turismo colaborativo.

Tras esta introducción, se profundizó de forma concreta en qué es el Enoturismo y el Turismo Gastronómico. Partiendo de su definición teórica, se desgranó la importancia que ambas actividades ocupan dentro de las motivaciones de los turistas. Según un estudio de ESADE la gastronomía y el vino son la 5ª motivación principal en los viajes, por lo que puede ser un interesante nicho de mercado para aquellas empresas que lo quieran potenciar.

Se resaltó también la importancia de la segmentación de la demanda turística y su conocimiento, para adecuar los productos y servicios, así como las acciones comerciales y de promoción. Tanto en el caso del Enoturismo como en el Turismo gastronómico, los turistas se pueden dividir en 3 grupos:

  • Wine/gastro lover: aquellos que están interesados solamente en conocer aspectos muy concretos del vino o la gastronomía: procesos de elaboración, técnicas utilizadas, productos, etc...
  • Wine/gastro Interested: se muestran interesados por el vino o la gastronomía, pero aprovechan la visita para conocer más aspectos del destino y su oferta turística
  • Wine/gastro curious: son aquellos que, estando de viaje en un destino, descubren la existencia de la oferta eno-gastronómica y aprovechan para conocerla. Pero su motivación principal del viaje no fue ésta.

 

La clave del éxito: planificación y constancia

La segunda parte de la ponencia se dedicó a cómo poner en marcha un programa turístico en una empresa agroalimentaria.

En este punto, se destacó las grandes ventajas que tiene el turismo como actividad complementaria a la agroalimentaria; el aumento de las ventas directas, ventas con más margen, notoriedad y mejor imagen de marca, mejor posicionamiento competitivo, fidelización de clientes, mayor conocimiento con los clientes, mayor proyección comercial o el testeo de nuevos productos, son algunas de las ventajas mencionadas.

Como aspecto clave, se resaltó la necesidad de un correcto trato al cliente y un buen servicio, aspectos que inciden de forma decisiva en la compra en la tienda de la bodega o establecimiento. Diversos estudios demuestran cómo, si el servicio es bueno, el gasto medio puede llegar hasta los 65€/persona en tienda.

Pero ¿cómo conseguir todo esto? Tras esta pregunta clave, el consultor comentó los cuatro aspectos claves para incorporar de forma correcta el turismo a la empresa:

  1. Planificación: al igual que cualquier área de la empresa, el área turística se debe planificar, plasmando así los productos/servicios a ofrecer, el mercado hacia al que apuntar y las acciones a realizar para captarlo.
  2. Inversión: para poder llevar a cabo esta planificación, es necesario asignar una partida presupuestaria en la empresa, dedicada al área turística. Sin entrar en cantidades concretas, es importante que esta área tenga su propio presupuesto.
  3. Personal: una de las variables críticas del éxito. Es normal comenzar asumiendo esta área con personal propio de la bodega/empresa productora, pero a medio plazo, lo ideal es contar una persona que dedique tiempo y esfuerzo a la nueva área.
  4. Visión a medio plazo: aquí se remarcó la necesidad de la paciencia y como todo empresario debe invertir para luego recoger frutos. Al igual que cuando se lanza un nuevo vino o un nuevo producto al mercado, hay que esperar un tiempo hasta que se posicione y consolide, y comience a dar rendimientos.

 

Como conclusión final de la jornada, Castro afirmó que la clave del éxito es concebir el turismo como una unidad de negocio más en la empresa, a la cual hay que dotar de los mismos medios, de forma proporcionada, que otras aéreas.

11 julio 2016 · Marketing

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información